No me conformo.

Si me conoces, sabrás que mi ambición por mejorar cada día no tiene límites. Este verano, ha sido intenso. Este verano me he casado mil veces con mil novias en mi cabeza y todo… para terminar de nuevo con los pies en la tierra 😉

La creatividad explota a veces cuando conoces mejor a la persona que lucirá tus diseños. En esta ocasión, quiero hablaros de los trabajos para bodas. No verás entre mis productos de catálogo cientos de collares y tocados delicados para novias. No lo verás entre los demás, porque no son como los demás. Son sólo para ti, para tu día y tu momento. El viaje que hace un diseño terminado hasta el lugar en el que se cumplirá el sueño, me duele porque ya no lo tendré entre mis manos, me duele porque terminó otro proyecto y me hace volar, apenas pensar que todos los ojos pasarán por él en el momento más importante de tu vida.

En septiembre, quiero lanzar contigo mucho más que una prenda para casarte. Quiero que me cuentes qué quieres que suceda ese día. Así, podré montar mis sueños con los tuyos para hacer algo tan preciado que sólo tú sabrás la magia al llevarlo.

Aquí tenéis algún ejemplo de creación. Pronto… mucho más!

Pin It on Pinterest

Share This